Mi canto es un canto libre que se quiere regalar

jueves, marzo 29, 2007

27 de Marzo, Día de acción internacional del Trabajo Social





Amigos de la familia del Trabajo Social. Comparto con ustedes esta interesante información enviada por la querida Laura Acotto de Argentina sobre la instauración del día internacional de acción del Trabajo Social.
_______________________________________________________

Por Laura Acotto. Vice Presidente FITS y Presidente Región Latinoamérica y Caribe. Presidenta Federación Argentina de Asociaciones profesionales de Servicio Social.

La FITS (FEDERACIÓN INTERNACIONAL DE TRABAJO SOCIAL), y las organizaciones profesionales de 84 naciones que la integran han definido el día 27 de marzo de 2007, como día de acción internacional del Trabajo Social, como un fecha, para que todos los Trabajadores Sociales y Asistentes Sociales del mundo, nos encontremos realizando una tarea de impulso a nuestra profesión, que sirva para:

Revalorizar nuestros trabajo cotidiano, Trabajar en la dignificación de las poblaciones que poseen sus derechos vulnerados, Promover el trabajo colectivo, Facilitar la construcción de un proyecto ético político para el Trabajo Social de Latinoamérica y caribe .

En particular la Región América Latina y Caribe constituye una de las zonas que presentan mayor crecimiento en los índices de pobreza y exclusión en el mundo. Según datos de la CEPAL[1] en 1980 la pobreza sumaba en América Latina 136 millones de personas, en los noventa esta cifra ascendió a 200 millones, en el año 2000 a 207 millones y en el 2003 a 225 millones, el constante crecimiento de la pobreza a su vez se dio en un contexto de profunda desigualdad y de concentración de la riqueza. Esta situación impacta no solo en la vida cotidiana de las personas sino también de las Organizaciones.

Las organizaciones de América Latina en la última asamblea de FITS, definimos que nuestra lucha para esta fecha tendría como objetivo trabajar por promover la incidencia desde la implementación de las dimensiones teóricas, metodológicas, prácticas, políticas y éticas de la profesión, en torno de impactar sobre las condiciones que generan POBREZA, DESIGUALDAD Y EXCLUSIÓN en nuestra basta región, reconociendo que si no se toma en cuenta estas variables, nuestra labor se constituye en un mero auxilio temporal y no provoca cambios estructurales, necesarios para alcanzar una justa distribución de la riqueza, que permita que los derechos humanos (culturales políticos y sociales) sean una realidad para los ciudadanos de Latino América y Caribe.